TRENDING

sábado, 25 de febrero de 2012

HAZAÑAS DE GRANDES JINETES. MONTAR A CABALLO


Montar a caballo

Montar a caballo toda una pasión adquirida por jinetes que demuestran sus habilidades hípicas, a pesar, de las posibles consecuencias que pueden producirse a la hora de montar a caballo.


JINETE "MONTAR A CABALLO"

Montar a caballo es una actividad deportiva muy gratificante y cercana a la naturaleza siendo de gran importancia la conexión existente entre jinete y caballo, ya que, forman uno sólo. Se compenetran perfectamente, y juntos pueden hacer grandes hazañas, ya sea sólo por el placer de montar o por la inquietud de competir en un gran torneo o competición de hípica. 


Montar a caballo. Posibles lesiones


CABALLO "HÍPICA"


Montar a caballo es toda una experiencia para grandes jinetes que se entrenan a diario para ser los mejores en este maravilloso deporte denominado hípica.

En alguna desafortunada ocasión,  una caída provocada a la hora de realizar este deporte, puede provocar lesiones de diferente intensidad y efectos corporales. En los casos más afortunados puede ser un simple rasguño, pero existen casos más graves que requieren hospitalización, reposo y, más adelante, rehabilitación intensiva efectuada por un profesional.

Las caídas deben curarse bien para no tener reacciones adversas y contratiempos contraproducentes que puedan afectar gravemente volver a montar a caballo. La hípica es para disfrutarla en todo su esplendor y belleza. Estar sano es el mejor camino para conseguirlo. Llevar una vida sana, entrenar a diario para llegar a ser un gran profesional, y llevar en la sangre este deporte son las cualidades perfectas para los grandes profesionales del sector.

Montar a caballo en Juegos Olímpicos anécdotas

Montar a caballo para participar en los Juegos Olímpicos es todo un reto al alcance de los jinetes más preparados y entrenados. Este deporte de élite requiere mucho esfuerzo, trabajo y constancia. Un jinete sabe que para tener una gran oportunidad de participar en los juegos olímpicos se debe preparar física y psicológicamente para tal evento de gran envergadura. Una oportunidad entre miles de competir, así, que la preparación es muy importante para el jinete y el caballo en sí.

Es tanta la pasión por algunos jinetes que incluso han competido con huesos rotos y lesiones. Increíbles hazañas se han podido vivir con grandes jinetes como Enrique Sarasola que competió considerando primordial montar a caballo en los Juegos Olímpicos de Atlanta con una micro rotura de abductor diagnosticada 2 meses antes de dicha competición hípica. Este tipo de lesión requiere reposo absoluto y fisioterapia de mínimo 6 meses, no permitiéndose montar a caballo bajo ningún concepto. A pesar, de que debía descansar siguió entrenando y montando a diario hasta el día de la competición.


COMPETICIÓN HÍPICA

Otra gran hazaña a la hora de montar a caballo fue la acontecida por Fernando Villalón en los Juegos Olímpicos de Barcelona, el cual, consideró montar con una mano rota. Este hecho hizo que su equipo no quedara descalificado: decidió quitarse la escayola y con una venda competió como otro gran jinete de hípica, ocultando la lesión. Una vez finalizado el torneo tuvieron que operarle en el hospital de las secuelas provocadas por esta acción tan valiente.

Por último recordar a  Alejandro Jordá que clasificó un caballo con una lesión de pinzamiento vertebral en el Campeonato de Europa. Grandes compromisos adquiridos por estos grandes jinetes hacia su equipo y la hípica. 


Montar a caballo una pasión inalterable, a través, del tiempo.


Copyright © Lidia Maldonado
Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"
      POLÍTICA   ASTRONOMÍA    MEGA MOTOR

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Deja tu Comentario Deportivo. Gracias

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top